María José Segarra ya es fiscal general del Estado

Una vez cumplido el rito de paso en el Salón de Plenos del Tribunal Supremo, en el que sus dos padrinos, el magistrado del Alto Tribunal, Rafael Sarazá, y el fiscal de Sala, José María Paz -su preparador-, la introdujeron a su nueva condición de fiscal general del Estado, María José Segarra Crespo lo celebró con los suyos en la sede de la Fiscalía General, en la calle Fortuny.

En el Palacio de Justicia que una vez fue monasterio de las monjas salesas quedaron autoridades como Juan José González Rivas, presidente del Tribunal Constitucional, y sus compañeros Carlos Ollero, Santiago Martínez-Vares, Juan Antonio Xiol Rius, Cándido Conde-Pumpido, María Luisa Balaguer Castejón, Antonio Narváez o Pedro González-Trevijano.

También su antecesor, Julián Sánchez Melgar, recién regresado a su puesto de magistrado del Supremo, también los presidentes de los Tribunales Superiores de Justicia de Madrid, Francisco Vieira, y Barcelona, Francisco Javier Barrientos, junto con la magistrada del TSJ de Madrid, Susana Polo, los tres aspirantes a una de las plazas vacantes de la Sala de lo Penal, José Ramón Navarro, presidente de la Audiencia Nacional y los vocales José María Macías, Álvaro Cuesta, Gerardo Martínez Tristán, Juan Martínez Moya, Pilar Sepúlveda, Nuria Díaz Abad o “el nuevo”, José Antonio Ballestero, así como la directora de la Escuela Judicial Gema Espinosa.

María José Segarra durante su corto discurso.
Plano general del patio interior donde tuvo lugar el discurso y luego el ágape. 

Y, por supuesto, el Ministerio de Justicia en pleno, con la titular, Dolores Delgado, el secretario de Estado, Manuel Jesús Dolz, y Antonio Viejo, nuevo secretario general “in pectore” que ya está trabajando en su nuevo puesto a la espera de que se fije un día para su toma de posesión oficial.

Victoria Ortega, en representación del Consejo General de la Abogacía Española, y Juan Carlos Estévez, su homónimo del universo de los procuradores.

  En el patio interior de la Fiscalía General del Estado la cosa fue más concentrada en “materia fiscal”.

En primera fila el “número dos” de la Fiscalía, Luis Navajas, teniente fiscal del Supremo, que tuvo un accidente previo. Se cayó y se rompió el pie y no pudo hacer de padrino. Pero ayudado de una muleta pudo asistir al acto. También el Consejo Fiscal en Pleno, miembros electos y natos, como Fausto José Cartagena, su antecesora, Consuelo Madrigal, y sus compañeros de Sala en el Supremo, Javier Zaragoza, Pedro Crespo yMariano Fernández Bermejola fiscal de Sala Coordinadora en materia de Criminalidad Informática, Elvira Tejada de la Fuente, o la fiscal de Sala de Cooperación Penal Internacional, Rosa Ana Morán Martínez, así como fiscales superiores y fiscales de provincia llegados de toda España.

Cuando Segarra tomó la palabra, sobre un pequeño estrado, con el cuadro de la reina Isabel II a su espalda, la nueva fiscal general del Estado hizo una intervención concentrada de la que diez días antes realizó ante la Comisión de Justicia del Congreso de los Diputados.

En esta ocasión reveló que la Fiscalía va a hacer un estudio serio de cargas de trabajo junto con otro sobre las necesidades del Ministerio Fiscal.

No se desvió de los explicado días antes a los señores diputados. Sabe que las circunstancias en las que ha entrado a ser fiscal general del Estado son especiales y va a sacarles el mayor partido que pueda. Las expectativas son altas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s