Cuando una imagen oculta más información de lo que parece: qué es y cómo funciona la esteganografía

Aunque posiblemente su nombre te suene extraño e impronunciable, la esteganografía lleva siglos entre nosotros. Se trata de una rama de la criptología en la que se estudian y aplican fórmulas para ocultar mensajes dentro de otros mensajes, de manera que podamos camuflar información a plena vista sin que otras personas se den cuenta.

No sólo parecen métodos sacados de una película de espías, sino que realmente han sido utilizados por servicios de inteligencia. Por eso hoy vamos a repasar su historia, las aplicaciones disponibles hoy en día para aprovecharnos de ella, y cuánto hay de verdad en algunas de los muchos fines para los que se dicen que es utilizada.

¿Cuándo nace la esteganografía?

El término esteganografía proviene de las palabras griegas steamos (oculto) y graphos (escritura). Es una técnica que permite enviar y entregar mensajes camuflados dentro de un objeto o contenedor, de forma que no se detecte su presencia y consigan pasar desapercibidos.

No estamos hablando de una técnica moderna que haya nacido acunada por las nuevas tecnologías, sino de un método que lleva miles de años desarrollándose. Ya en el libro de las Historias de Herodoto , entre los años 484 y 430 a. C, se habla de esta técnica haciendo referencia a tablones con escrituras recubiertas de cera o mensajes tatuados en la cabeza de esclavos de confianza

El vocablo esteganografía apareció por primera vez a principios del siglo XVI, y lo hizo en un libro titulado Steganographia escrito por el abad alemán Johannes Trithemius. En él se trataban temas relacionados con la ocultación de mensajes junto a técnicas para conjurar espíritus. Trithemius siguió tratando el tema en otros libros como Polygraphiae Libri Sex, un compendio de seis libros donde esta vez se hablaba sobre criptografía sin elementos esotéricos.

Desde entonces los métodos de ocultación de mensajes han ido evolucionando durante la historia, con técnicas como la inserción de microfilmes en los puntos de las ies y la utilización de tintas invisibles creadas a partir de leche, orina o zumos de limón, naranja o manzana. Y también tenemos la favorita de las películas de espías, la de enviar mensajes camuflados en textos aparentemente comunes en los que se coge una letra determinada de cada palabra para componer el mensaje.

Además, con la llegada de Internet hoy en día también se pueden camuflar mensajes a los ojos de todo el mundo, ya sea dentro de una imagen colgada en una web accesible y abierta, o en vídeos subidos a diferentes plataformas online. Incluso se dice que algunas organizaciones pueden haber utilizado imágenes pornográficas.

Esteganografía en la Segunda Guerra Mundial

7973459540 492973d988 O

En la Segunda Guerra Mundial, ambos bandos tiraron de ingenio para desarrollar técnicas con las que conseguir pasarse mensajes sin que sus rivales pudiesen interceptarlos. Por eso fue una contienda en la que la esteganografía cobró especial interés, aunque por lo general el método predominante fue el de las tintas invisibles del que hemos hablado más arriba.

La llegada de la esteganografía digital

La esteganografía moderna nació en 1985 con el advenimiento de los ordenadores personales. Fueron los ingenieros Barrie Morgan y Mike Barney, empleados de la pequeña empresa estadounidense Datotek, quienes aceptaron el reto de conseguir enviar información de forma segura a través de canales restrictivos de comunicación.

Durante sus investigaciones crearon varios modelos esteganográficos, consiguiendo que uno de ellos fuese considerado indetectable en aquella época, aunque el tiempo acabó demostrando que no lo era tanto. Los retos que tuvieron que superar para conseguir desarrollarlos fueron el punto de partida a partir del cual han evolucionado las herramientas modernas de ocultación de mensajes.

Existen varios métodos para camuflar información en imágenes, audio y vídeo. Sin embargo, los tres más utilizados son el enmascaramiento y filtrado a través de marcas de agua en imágenes, la utilización de algoritmos y funciones matemáticas, y la inserción de información en el bit menos significativo de cada pixel.

Habiendo sido catapultadas estas técnicas por la informática moderno, a día de hoy tenemos varias herramientas con las que juguetear ocultando mensajes ya sea por ocio o para tratar de evitar censuras. Lo podemos hacer mediante aplicaciones que nos ayudan a camuflarlos en imágenes y otros tipos de archivos.

Our Secret

Una de estas herramientas es FileInyector una pequeña y sencillísima herramienta española que lleva años permitiéndonos inyectar archivos de cualquier tipo dentro de las imágenes. La interfaz es bastante añeja, pero los pasos a seguir sencillos: sólo hay que elegir la imagen, el archivo a inyectar y la contraseña por si quisiéramos protegerlo.

Our Secret es otra herramienta gratuita desarrollada por Secure Kit, y que con una interfaz algo más completa que la anterior aplicación nos permite también ocultar archivos dentro de otros y protegerlos con contraseñas. Su gran ventaja es que nos permite hacerlo utilizando como portador cualquier tipo de archivo de cualquier formato, desde imágenes hasta mp3.

En el caso de Android tenemos una aplicación llamada Steganography Master que se limita a ocultar textos dentro de imágenes, aunque sólo se pueden descifrar utilizando la misma aplicación. Y para iOS tenemos otra muy similar llamada Steganographia, y que también se limita a utilizar fotografías y todo tipo de imágenes para ocultar nuestros textos.

Pero vamos, estos son sólo unos ejemplos, porque tenemos a nuestra disposición decenas de herramientas para ocultar archivos dentro de otros mediante la esteganografía. Pero cuidado con qué enviáis, porque también existen herramientas para detectar este tipo de archivos ocultos en lo que se llama el estegoanálisis.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s